Pamesa ultima los trámites de su nueva planta de materias primas en Castelló

La creación de nuevos espacios techados para el almacenamiento de materias primas centran las inversiones que el grupo cerámico Pamesa tiene en marcha en este 2020. La primera parte se localiza Onda, ya que en los próximos días empezarán a funcionar dos de los cuatro boxes de arcillas y feldespatos, para los procesos de fabricación de las industrias.

A este avance le tiene que seguir una segunda instalación, de mayor envergadura, a ubicar junto a la factoría de TAU en Castelló, integrado en el grupo industrial presidido por Fernando Roig. Fuentes de la compañía indican que el proyecto «está preparado para su próxima ejecución», y que solo tiene pendiente la aprobación de los últimos informes. Si los ritmos de la Administración van como está previsto, las obras llegarían antes de fin de año.

El trámite seguido es una declaración de interés comunitario (DIC) que autorice el uso industrial de los terrenos. El nuevo Plan General de la capital de la Plana ya contempla este destino para la zona, en el sector de la Pedrera, pero mediante la DIC se posibilita tener la autorización, a la espera de que el nuevo ordenamiento urbanístico para todo el término municipal entre en vigor. Hasta el momento, lo único que se ha hecho es la limpieza del solar y la adecuación del terreno.

El Plan General de Castelló no es el único instrumento urbanístico que se prepara. La inversión del grupo Pamesa también está contemplada en el Plan de Acción Territorial, que abarca tanto a la ciudad como a los municipios de su área de influencia. La directora general de Política Territorial y Paisaje de la Generalitat, Rosa Pardo, hizo referencia hace unos días a un encuentro mantenido con el grupo, y su respaldo a los planes, ya que es «una oportunidad para el refuerzo del clúster de la cerámica y su proyección futura», tal y como expresó en redes sociales.

Las naves a construir, con una inversión de más de 20 millones de euros, tendrán una superficie techada de más 50.000 metros cuadrados, que albergarán arcillas y feldespatos. Con ello se reduce el volumen acompañado en PortCastelló. El centro de materias primas «pondrá a nuestro grupo en primera línea tanto a nivel medioambiental como logístico», tal y como mencionan desde Pamesa.

Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *